Un fajo de dinero con diversos tipos de moneda

Tendencias

Cómo la Renta básica universal puede transformar el trabajo como lo conocemos

Reading Time: 6 minutes

¿Qué tan diferente podría ser el mundo del trabajo si todos recibiéramos un ingreso básico garantizado? Diez expertos ofrecen perspectivas bastante diferentes al respecto

 

¿Qué haría si recibiera un ingreso de £1000 mensuales garantizado por no hacer nada? ¿Renunciaría a su trabajo? ¿Iniciaría su propia empresa? ¿Viajaría alrededor del mundo para perseguir su verdadera pasión? Si alguna vez se introduce la Renta básica universal (RBU), podría hacerse estas preguntas de verdad algún día.

El concepto de RBU, una suma mensual garantizada que el gobierno le da a cada ciudadano, no es nuevo: ha sido apoyado por todos, desde Martin Luther King hasta el economista conservador Milton Friedman. Pero en los últimos años, ciudades de todo el mundo han comenzado a experimentar con esta práctica. Elon Musk, Mark Zuckerberg y, el economista ganador del Premio Nobel, Angus Deaton le han dado su aprobación.

Así que, con el cambio potencialmente enorme de la sociedad, ¿cuál es el impacto que predicen los expertos con respecto a esto en el mundo del trabajo?

1. Una fuerza laboral renovada

¿Cree que soltaría la toalla en el trabajo si recibiera un ingreso garantizado? Piénselo otra vez. De acuerdo con Jim Pugh, cofundador del proyecto de Renta básica universal, muchos estudios han demostrado que muy pocas personas que reciban el ingreso básico abandonarían la fuerza laboral. En The Guardian(1) menciona: “Algunos experimentos han descubierto que el ingreso básico aumenta el espíritu emprendedor que, en última instancia, conducirá a más contratación de personas en el futuro. La verdad es que la mayoría de las personas desean contribuir a la sociedad. Si podemos brindarles una seguridad financiera básica, encontrarán una forma de hacerlo”.

2. Trabajadores más productivos

Además, la garantía de un ingreso establecido incluso podría llegar a hacernos más felices y más productivos durante nuestras horas de trabajo. “A medida que las personas tengan tiempo para ajustar su nueva libertad, ciertos cambios positivos podrían desarrollarse”, afirma Chris Agnos(2), fundador de Sustainable Human, una comunidad en línea de un millón de personas centrada en temas de sostenibilidad. “En primer lugar, los empleadores no podrían aprovecharse de la ansiedad de supervivencia de las personas, ya que la falta de trabajo ya no tendría como resultado vivir en las calles. En lugar de eso, los trabajadores exigirían una mejor dinámica y una mejor calidad en la experiencia de trabajo”.

Sugiere que si las personas pudieran desempeñarse en los trabajos que disfrutan hacer, serían más apasionados a la hora de llevarlos acabo. “Una encuesta reciente señaló que el 70 por ciento de las personas odian sus trabajos, esto quiere decir que el 70 por ciento de la población preferirían hacer algo más con sus vidas en vez de lo que están haciendo actualmente”, dice Agnos. “Esta monotonía sistemática le hace daño a nuestras vidas en forma de pocas sonrisas, menos risas y solo una fracción de felicidad que podría serían posibles de otras formas”.

3. El aumento en el número de emprendedores

Las buenas ideas son el resultado de tener tiempo para pensar, algo que no siempre es posible cuando se encuentra atrapado en una rutina que dura de las nueve, a las cinco. Por ello el argumento de que una RBU podría liberar a las personas para perseguir oportunidades más emprendedoras. En una discusión en Freakonomics Radio(3) sobre la RBU, Evelyn Forget, una economista de University of Manitoba en Canadá, señala que entre los siglos XVIII y XIX, personas que no trabajaban hicieron algunos de los descubrimientos culturales y científicos más importantes. “Estos eran caballeros del ocio”, dice Forget. “No creo que estos individuos se sintieran inútiles. No creo que su contribución haya sido insignificante”.

4. De regreso al trabajo

La RBU incentiva a la contratación. “El actual sistema de prestaciones desincentiva el empleo, ya que muchos hogares casi no tienen ingresos adicionales disponibles si ganan más”, explica el doctor Malcolm Torry, director de Citizen’s Basic Income Trust, en The Guardian(4). Con la RBU muchos hogares se desharán de las prestaciones sujetas a la comprobación de recursos económicos, ya que cada uno de ellos experimentará tasas de deducción más bajas sobre los ingresos adicionales. “El sistema actual de prestaciones laborales funciona como un subsidio significativo a los salarios, ya que los créditos fiscales y los créditos universales aumentan a medida que los salarios disminuyen. Un ingreso básico no haría eso, por lo que tendría un menor efecto de subsidio”.

5. Los egresados más inteligentes

¿La RBU podría conducir a una fuerza laboral mejor capacitada? Posiblemente. “Entre las décadas de 1960 y 1970, Estados Unidos y Canadá estaban considerando seriamente la posibilidad de integrar una RBU”, afirma Joel Dodge en un artículo de Quartz(5). En ese tiempo, los gobiernos estadounidenses y canadienses encargaron una serie de experimentos para estudiar los efectos de un ingreso garantizado, especialmente en el trabajo. Uno de los descubrimientos clave fue el impacto del plan en los jóvenes. Dodge comenta: “Los adolescentes dejaron de trabajar medios tiempos para concentrarse en la escuela, lo que resultó en una disminución notable del índice de abandono de las preparatorias en la ciudad canadiense de Dauphin, además hubo incrementos superiores a los dos dígitos en la cantidad de personas que completaron la preparatoria entre las familias participantes en las ciudades de Nueva Jersey, Seattle y Denver.”

6. Un camino menos sinuoso hacia un futuro robótico

“Los avances en la inteligencia artificial, la robótica y otras tecnologías han puesto en tela de juicio el futuro del trabajo”, afirma Shanta Devarajan, director sénior de economía de desarrollo (DEC) en el Banco Mundial(6). Teniendo en cuenta que algunas tecnologías, entre las que se encuentran, por ejemplo, los camiones con piloto automático, ocasionará que las personas pierdan sus empleos, sugiere que una RBU podría ayudar a que la sociedad maneje esta transición. “Un sistema en el que se grava parte del aumento en la productividad y que después se distribuye como transferencias de dinero a todos los ciudadanos, ya sea que estén trabajando o no, podría ayudar a disminuir un poco la tensión”.

7. Un cambio en el significado del trabajo

“Existen muchos trabajos que le dan beneficios a nuestra sociedad y que a menudo no son remunerados”, afirma Clare Ozich, director ejecutivo del Australian Institute of Employment Rights(7). “El aspecto más emocionante del debate sobre la RBU es que abre la discusión sobre cómo concebimos al trabajo; y qué valor damos a qué formas de trabajo”.

Agrega: “Uno de los aspectos criticados de la RBU es que significa darle a las personas algo a cambio de nada. ¿Es eso realmente? ¿Acaso no existen ya varias formas en las que contribuimos a nuestra sociedad todo el tiempo fuera del estrecho concepto del empleo remunerado? La paternidad y la crianza de hijos, así como el trabajo voluntario y el trabajo y tiempo que invertimos en la conservación, todas estas actividades son formas de trabajo que ayudan a nuestra sociedad de muchas formas, pero a menudo le damos más valor al estatus laboral, que firma la nómina, que a estos proyectos en los que participamos después de la oficina”.

 

Pero por otro lado…

8. Una sociedad desmotivada

“La RBU [podría] debilitar la cohesión social”, predice Ian Goldin, profesor de globalización y desarrollo en la Universidad de Oxford, en el Financial Times(8). “Ninguna sociedad decente debería tolerar la pobreza extrema o la hambruna. Pero para aquellos que son capaces, la ayuda debe ser diseñada para que los individuos y las familias participen en la sociedad; para ayudar a las personas a superar el desempleo y encontrar trabajo, readaptarse y mudarse a otras ciudades. En la medida de lo posible, las redes de seguridad deberían ser una vía de escape para trabajar en algo que realmente nos interese y para participar en la sociedad, no una garantía para llevar una vida de dependencia”.

Continua: “El desvincular los ingresos del trabajo, al tiempo que se le recompensa a la gente por estar en casa, es lo que se encuentra detrás de la decadencia social. El crimen, las drogas, las familias destruidas y otros resultados socialmente destructivos tienen más probabilidades de ocurrir en lugares con índices altos de desempleo, como es evidente en la pandemia de drogas en los Estados Unidos”.

9. Posiblemente a las personas se les pague menos

¿El ingreso garantizado significaría una desventaja en el salario empresarial? En un informe de 2017(9), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) señala: “Un ingreso básico podría alterar el balance de las negociaciones salariales y existe la preocupación de que esto pueda influir en los empleadores para reducir los salarios como respuesta”. Por otro lado, el informe también señala que la RBU podría desempeñar un papel importante en asegurar la remuneración adecuada al darle a los empleados una mejor ‘opción externa’ que les permitiera rechazar los empleos mal pagados.

10. Los verdaderos problemas están ocultos

“La premisa sobre el ‘fin del trabajo’ con la RBU es… completamente imperfecta”, afirma Sonia Sodha, escritora principal en The Observer(10). “La lección que nos deja la desindustrialización de las décadas recientes no es que debemos estar listos para darle pagos en efectivo a aquellos para quienes no habrá empleos, sino que debemos estar listos para invertir en ajustar nuestras habilidades necesarias, para capacitar a las personas a fin de que puedan desempeñar nuevos trabajos cuando los viejos desaparezcan.

“Debemos pelear por una sociedad en la que todos tengan el derecho a un salario decente que les dé autonomía y satisfacción; no un futuro en el que un sector grande de la población sea consignado a existir en las escasas dádivas estatales. En el mejor de los casos, la RBU es una variante peligrosa de cómo mejorar la calidad del trabajo”.

 


Fuentes:

(1) https://www.theguardian.com/cities/2018/jun/27/benefit-or-burden-the-cities-trying-out-universal-basic-income

(2) https://upliftconnect.com/universal-basic-income/

(3) http://freakonomics.com/podcast/mincome/

(4) https://www.theguardian.com/business/2017/feb/03/universal-basic-income-can-help-battle-inequality

(5) https://qz.com/765902/ubi-wouldnt-mean-everyone-quits-working/

(6) https://www.brookings.edu/blog/future-development/2017/02/15/three-reasons-for-universal-basic-income/

(7) https://www.greeninstitute.org.au/wp-content/uploads/2016/12/Less_Work_More_Fair_WEB_BM.pdf

(8) https://www.ft.com/content/100137b4-0cdf-11e8-bacb-2958fde95e5e

(9) http://www.oecd.org/social/soc/Basic-Income-Policy-Option-2017.pdf

(10) https://www.theguardian.com/commentisfree/2017/jul/10/mark-zuckerberg-universal-basic-income-facebook-tax